Recomendamos… 5 Películas en único escenario y a tiempo real

espacio-tiempo

El cine y el teatro son dos disciplinas obviamente muy ligadas, pero con distintas herramientas. Es cierto que el teatro también hace uso de elipsis y de cambios de escenario. Pero el ciclo de películas propuestas en este artículo hace pensar inevitablemente en esta conexión del cine con el teatro. Cuando hablamos de tiempo real nos referimos a que no hay ningún momento de elipsis, ningún salto temporal. Películas a tiempo real hay muchas y muy buenas, pero pocas que se combinen con el otro ingrediente de la lista: toda la acción transcurre esencialmente en un único escenario. Y remarco “esencialmente” porque en ocasiones hay pequeños fragmentos al inicio o al final del film que sirven a modo de prólogo o epílogo y que suceden en otro espacio. Sin embargo, lo que nos importa es que estamos delante de cinco buenos films que experimentan con una manera desafiante de trabajar el tiempo y el espacio fílmicos.

1) 12 Angry Men (1957) de Sidney Lumet

12angry

12 Angry Men es una obra maestra imprescindible. El guión es muy estimulante y está construido de manera excelente. Se nos cuenta la historia de un jurado popular que debe decidir si sentenciar a un presunto homicida adolescente y condenarlo a la silla eléctrica, pero sólo uno de los doce piensa que puede no ser culpable. La película parte de esta confrontación y el conflicto se intensifica por el tipo de personajes que se nos presentan. A pesar de que uno de los elementos de tensión es el paso del tiempo y las horas sin llegar a una conclusión, es magnífico que no se haya recurrido a ningún tipo de elipsis temporal. Todo argumento y debate es importante para la evolución del film, por lo que de haber habido elipsis el espectador supuestamente se habría perdido información. El espacio también tiene función dramática y casi claustrofóbica. Los personajes tienen que, de vez en cuando, levantarse y mirar por la ventana para recordar qué es la libertad. Película que invita a la reflexión sobre grandes temas y que constituye un gran monumento al pensamiento crítico.

2) Rope (1948) de Alfred Hitchcock

rope2

Hablaré de Rope sólo desde un punto de vista técnico. Hitchcock quiso adaptar una obra de teatro de una manera lo más fiel posible. La acción de esta historia era continua y sin elipsis, así que pensó que el mejor modo de rodarla manteniendo esta idea sería sin ningún tipo de interrupción. Si bien lo ideal para Hitchcock hubiera sido hacer toda la película en un plano sin cortes, esto era físicamente imposible por la necesidad de cambiar los rollos de película. Por eso la película está rodada en un falso plano-secuencia. Es decir, los planos son largos pero se cortan y se montan de manera discreta cuando un personaje pasa por delante de la cámara. Sin embargo, el mérito técnico es fascinante. Hitchcock no renunció a sus ideas de lenguaje cinematográfico a pesar de que la idea de los planos secuencia limitaba la capacidad de expresión a través del montaje. Por ello, la composición “hitchcockiana” y su montaje de encuadre se da a través de los movimientos de cámara. La película está maravillosamente coreografiada, cuidada al detalle. Fueron necesarios múltiples trucos de decorados y paredes falsas que se retiraban conforme la cámara se movía e incluso una maqueta gigante con nubes móviles para representar las vistas del ventanal de manera visualmente creíble tanto por perspectiva como por cambios de luz. Hay que agregar que es además la primera película de Hitchcock a color.

3) Venus in fur (2013) de Roman Polanski

venusinfur2

Otra conexión de teatro y cine. En este caso estamos ante lo que podríamos llamar una película meta-dramatúrgica. El film es una adaptación de teatro que a su vez trata de un director intentando adaptar a teatro una novela. Venus in fur es una comedia irónica, inteligente y seductora. Entretiene y se sostiene perfectamente con sólo dos actores que se multiplican y se mezclan de manera deliberadamente confusa en un abanico más amplio de papeles. Roman Polanski es un cineasta al que parece gustarle realizar sus películas en pocos decorados y sabe cómo explotarlos al máximo. Venus in fur no es una excepción y de hecho plantea una estética muy lograda a partir de la iluminación y los juegos de cámara que exprimen muy bien el espacio y lo reinventan según la progresión dramática.

4) My dinner with André (1981) de Louis Malle

dinner2

My dinner with André sucede en un restaurante y se articula en base a una conversación de dos viejos amigos que llevan años sin verse. Es cierto que es una película que propone premisas poco cinematográficas. Prácticamente hay ausencia de conflicto (no es una conversación que juegue con tensiones de poder de ningún tipo) y tampoco hay demasiado juego de lenguaje audiovisual, por lo que alguien podría decir que la experiencia de ver la película sería muy similar a la de leer el diálogo transcrito. Sin embargo, no puedo estar del todo de acuerdo. El guión está escrito por los mismos actores, lo cual sin duda nos da pistas de cómo se ha logrado una naturalidad tan peculiar. La conversación de My dinner with André es fascinante porque, a pesar de no recurrir al interés a partir del conflicto dramático, seduce al espectador y lo convierte en un oyente más en la mesa. Hay, sí, un sutil choque de visiones entre los dos personajes que se escuchan y se comprenden. Hermosa película que nos sirve un buen plato caliente de filosofía cotidiana.

5) Russkiy kovcheg [ Russian ark / El arca rusa ] (2002) de Alexandr Sokurov

russianark

Con Russian ark tenemos un ejemplo en las antípodas del anterior. Aquí el argumento pasa a un segundo plano y predomina un interés estético y técnico de corte mucho más abstracto y experimental. Toda la película está rodada en un impresionante plano secuencia real de más de 90 minutos rodado con una Steadicam. No ha pasado por montaje, así que no se ha recurrido a trucajes de ningún tipo como sí lo han hecho muchas otras para simular un falso plano secuencia (véase Birdman, o la misma Rope que comentamos antes), y no es un plano secuencia cualquiera. La cámara está en constante movimiento, pero hay una búsqueda de composición estética, una coreografía calculada al milímetro con aproximadamente 800 actores figurantes, bailes y orquesta incluida. El espectador, a través de la cámara, se convierte en una especie de espectro onírico que recorre un museo ruso viviente mientras dialoga con un diplomático europeo que nos servirá de punto de referencia a lo largo del film. Los diálogos tienen que ver con el arte, con la historia de Rusia y con su interacción con Europa. En este museo viviente se contemplan pequeñas escenas contenidas en las distintas salas. Hay que decir, por un lado, que es una propuesta despampanante, muy original y con imágenes hermosas. Por el otro lado, si el cine experimental contemplativo no es lo tuyo puedes acabarte durmiendo a la mitad.

Consideraciones finales

No puedo dejar de mencionar una película que dejo fuera del top 5. Tape (2001) de Richard Linklater, que cumple fielmente las premisas de esta lista. Linklater, de hecho, es un cineasta que es un habitual experimentador del uso del tiempo. Ya lo hemos visto con Boyhood (2014) rodada a lo largo de doce años y con otras películas entre la que destaca Antes del atardecer (2004) que sucede a tiempo real y que pertenece a una trilogía de films de personajes que se vuelven a encontrar con el paso de muchos años, años que han pasado tanto para los personajes como para los actores.

También me gustaría mencionar un par de películas que me vienen a la cabeza, pero que lamentablemente no cumplen las dos exigencias de partida. Buried (2010) es un film brillante que juega dramáticamente con la premisa de un único escenario llevada al límite y encierra a su protagonista en un ataúd. High Noon (1952), más conocida como “Solo ante el peligro”, es un western construido a partir del tiempo real como elemento de tensión, con el uso de relojes como herramienta disparadora dramática.

¿Conoces alguna película con único escenario y a tiempo real que crees que debería entrar en el top 5? ¡Deja tu comentario!

Anuncios

4 Respuestas a “Recomendamos… 5 Películas en único escenario y a tiempo real

  1. sucede en un cuarto de hotel, y por lo que tengo entendido es a tiempo real, no hay cortes. actuan uma thurman y ethan hawk. a linklater le gusta jugar con el tiempo (before sunshine /sunrise/ night, boyhood)

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s