Recomendamos… 5 Películas de Culto

cultmovies

El cine de culto es arriesgado por definición. Sin embargo, el riesgo es fascinante. Por eso, después de haber hecho algunas reflexiones sobre este tipo de películas, hemos elegido cinco de ellas para recomendar a todo aquel que le guste el particular aroma de lo marginal. Las afortunadas en entrar en esta selecta lista son: “Arrebato”, “The Night of the Hunter”, “Faster, Pussycat! Kill! Kill!”, “The Wicker Man” y “Suspiria”.

A continuación unos breves comentarios de cada una de ellas (sin desvelar sus argumentos).

Arrebato (1979), de Ivan Zulueta

arrebato

Arrebato es una indiscutible pieza de culto del cine underground español, enmarcada en su momento en la movida madrileña ochentera. Tuvo un revival en su salida en DVD, pero lo cierto es que su estreno en los cines fue un fracaso de taquilla que terminó de hundir más en la depresión a un autor que ya era habitual consumidor de drogas duras. No volvió a dirigir otro largometraje.

Toda esta atmósfera enfermiza y de caos mental de Zulueta se proyecta de una manera absorbente en el film. Sexo, drogas y cine experimental. Arrebato es incatalogable, una película rompedora que representa un tributo al cine y a sus emociones indescifrables. Intentar hacer una lectura lógica en este trance fílmico es un salto al vacío oscuro y desencajante. Espeluznante y perturbadora, pero por encima de todo Arrebato es una prueba más de que el cine es arte.

The Night of the Hunter (1955), de Charles Laughton

nightofthehunter

Lo hermoso de esta película es que llega un momento en donde parece que entras a un cuento de hadas, uno en donde el antagonista es como dicen al inicio de la película “un lobo vestido de borrego”.

Una película clásica casi teatral que juega con las sombras  y la iluminación para generar estas atmósferas fantásticas y a veces inquietantes.

Este film fue un fracaso en taquilla a tal grado que su director Charles Laughton jamás volvió a dirigir; conforme pasaron los años esta película se ganó el prestigio de los espectadores, convirtiéndola en una obra maestra, su impresionante estética, cada plano perfectamente rodado, una fuerza visual deslumbrante, su siniestra trama y sin duda un macabro Robert Mitchum.

Faster, Pussycat! KIll! Kill! (1965), de Russ Meyer

fasterpussycat3

Esta película dentro del género del Cine Exploitation a cargo del mítico director Russ Meyer es una cinta de pandillas, violencia y sexo; solo que a cargo de tres hermosas y corpulentas go-gos salvajes. En su tiempo este género no era muy valorado, es por eso que con el paso del tiempo empezó a tener renombre y parte de su éxito como película de culto es también gracias a la participación de la exótica y bella Tura Satana.

Este film, que es uno de los primeros de Meyer, no tiene desnudos, frecuentes en sus películas, pero contiene una gran estética y una gran fuerza femenina, esta fuerza es otro de los puntos comunes en sus films, a pesar de que muchos lo tacharon de sexista al final acabaron alabándolo por el poder que generaba a las mujeres sobre los hombres.

John Waters considera es el mejor film de la historia y bueno, en Tarantino podemos ver su clara influencia.

The Wicker Man (1973), de Robin Hardy

thewickerman2

Este film de terror es morboso, extraño y fascinante a la vez; para ese año fue una película bastante arriesgada en varios sentidos, uno de ellos es abordar el tema del catolicismo, jugando y riéndose de él.

Esta cinta empieza a inquietarte desde el arribo del personaje principal a la isla. Llena de cantos, bailes con desnudos, juegos mentales, curiosos personajes de la isla con máscaras; parecen hasta jugar con lo onírico en contra del personaje principal.

A pesar de no ser tan conocido como otros films de culto, hay un festival que se celebra en Escocia que lleva su nombre en honor a la película.

Suspiria (1977), de Dario Argento

suspiria2

El argumento de esta película de terror es muy simple y, por qué no decirlo, poco original. Pero la historia en realidad no es más que una excusa, pues lo realmente fascinante de Suspiria y lo que la hace especial son todos los condimentos estéticos. De hecho, Suspiria se enmarca dentro de un subgénero de terror de origen italiano; el cine giallo, caracterizado por una violencia explícita tratada de un modo estilizado.

En esta película el tratamiento de los colores y de la luz está trabajado hasta el punto de la abstracción. Es decir, la iluminación no obedece a patrones realistas, sino que busca estetizar una fotografía y unos decorados ya de por sí alucinantes y barrocos. Contrastes cromáticos, luces rojas, azules, verdes o amarillas. La atmósfera de lo irreal se refuerza finalmente con una banda sonora onírica y aberrante. Y por supuesto, impresionantes escenas gore de gran imaginación y estilismo fílmico. Consumir con precaución, pues no es recomendable para espectadores impresionables.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s